31 octubre, 2009

Sudor

Podríamos echar un polvo ahora mismo o podríamos no echarlo.
Podríamos echarlo pero daría igual, ¿sabes?, daría lo mismo lo sudados, exhaustos y chorreantes que acabáramos.

¿Te digo por qué? porque ni tú ni yo disfrutaríamos lo más mínimo. Ahora crees que sí, pero te aseguro que no, créeme, pasaríamos, 15, 20 minutos de ardor y luego...
Te daría lo mismo estar echándolo conmigo o con cualquiera: lo que buscas no es a mí. Ni siquiera es sexo.

Estarías echando un polvo con tu padre, y nena; a nadie le gusta eso. Así que vete a casa. Ve, y conoce a algún adolescente de tu edad, perdido, compungido y sin metas. Conócelo y hazle daño. Hazles daño a todos los que puedas.
Créeme; tú puedes, con esos pechos y esa sonrisa, puedes hacer más daño que cualquier bomba nuclear.

Y así, algún día... No sé, quizás vuelvas a ser libre.

2 comentarios:

Gattsu dijo...

Supongo que hay padres y madres muy ricas pero en general no creo que le guste a nadie semejantes cosas locas..

Pero tengo la sensación de que hay un gran sector de maduritos hubiese aprovechado de otra forma la oportunidad. Sin embargo la mayoría de los maduritos espero que no forniquen con bambinas ricas por esas razones sino por otras menos.. flipadas..

Jejei empiezo creyendo que va de una cosa el texto y al final me partes el cuello eh?

Esther dijo...

BUEN BLOG!!!

TE DEJAMOS EL NUESTRO PARA Q PASES Y COMENTES!

GRACIAS ;)
http://estherysonya.blogspot.com/