29 marzo, 2010

Predefinido #000845

Mi mano se aleja fácilmente de la tuya.
El mismo lugar.
Los pálpitos de mi corazón son parecidos.
Aquí estamos y no volveremos...

1 comentario:

Josue dijo...

La mayoría de los momentos de la vida dependen de dos cosas, qué y cómo te lo tomas. Se puede llorar porque se te ha caído un caramelo y permanecer impasible ante la muerte de una persona..

Aunque normalmente el qué y el cómo van bastante a la par de lo que se considera normalidad.