23 mayo, 2010

¿Y ahora qué?


Resultas exasperante.
Más hoy que hace 3 años, más ahora que cuando lo intenté por primera vez.
Cada vez tengo menos ganas de salvarte, cada vez que te tiendo la mano decides soltarte de forma inmisericorde. Quizás no en ese momento, quizás no hoy, pero mañana habrás vuelto al fondo del agujero.
¿De verdad es esto necesario?, ¿de verdad alguna vez me necesitaste?

Soy tu rayo de lucidez o tu pasatiempo favorito.

No, definitivamente no es una pregunta.

2 comentarios:

kayako saeki dijo...

Kizás sea demasiada responsabilidad ser el rayo de lucidez de otra persona.... Aveces nisikiera somos kapaces de ser dueños de nuestra propia lucidez....

Un saludo!

Phoebe dijo...

La gente no espera que tu seas su nada. Nadie cree necesitar un rayo de luz como tu dices. Tu das tu apoyo y le tiendes la mano a quién crees que lo necesitas por el simple hecho de que les quieres. Aunque ellos no te la devuelvan ni te lo agradezcan. Y lo peor de todo esque, auqnue sientas que te utilizan de apsatiempo, en realidad tu vovlerás una y otra vez, porque el amor hacia cualquier persona (amor de amantes, de amigos, de familia... me da igual, todos son igual de jodidos) es algo jodido y estúpido que te hace repetir los errores una y otra vez. NO APRENDEMOS