09 enero, 2010

Friends will be friends... (?)


Ayer me encontré un libro que debía de tener unos 10 años. Fue un regalo por mi cumpleaños, me hizo gracia, era uno de esos del barco de vapor, con dibujos chillones y apenas 50 páginas. Abrí la primera página y en ella había una dedicatoria " a mi mejor amiga".

Esa misma tarde recibí una llamada de un número desconocido. Tachán, a veces el destino se pone juguetón. Era aquella amiga, aquella que hace un año a la que no veo, que hasta hace poco vivía a una manzana y con la cual en la infancia más temprana tantas cosas pasé. Y en la adolescencia. Quería saber cómo estaba, esas cosas de ahora qué tal te va, qué tal los estudios, qué haces, cómo está la familia, el novio... blá.

Cuando colgué me quedé largo rato sorprendida ante aquello. No ante la coincidencia, ante las cuales ya no me asombro (¿me estoy haciendo mayor?),si no más bien hacia el concepto.

La Amistad con mayúsculas es fuerte y resiste durante mucho tiempo, pero un día, como si de unas zapatillas gastadas se tratara, se roen y olvidan.

De pequeños todos teníamos un mejor amigo, esa persona que sin saber cómo, (por cercanía o comodidad casi siempre), iba contigo a todos lados y compartía su almuerzo, tus cromos, y jugaba contigo en el recreo.
Creces, y con el nuevo cuerpo y la crecida insolencia, tu compañero de mesa se hace el nuevo mejor amigo - a veces se mantiene el de los cromos-, y ahora compartes cotilleos, risas, hormonas.
Con la edad y los cambios que conlleva -en parte por el sistema educativo-, se pierden la mayoría de estas últimas, personas con las que has pasado años de transición tan importantes, y que un día ya no vuelves a ver. O si lo haces, es otro ser al que ni reconoces, ni quieres reconocer.
Ahora, eres pseudo-adulto y tienes una amplia gama de conocidos y 'adheridos', de los cuales casi no conoces ni sus apellidos, pero que te sirven para un apuro y para unas risas.

¿Y qué haces?. No lo sé, yo me lo pregunto y obtengo que siempre intenté mantener, más o menos, aquellas amistades valiosas, aquellas que de verdad servían para algo más o tuvieron un significado. Muchas veces (más de las que pensaba hasta esta reflexión) con más fracasos que éxitos.
Pero ahora siento vértigo entre números de teléfono, contactos y conocidos... ¿Qué y por qué es un amigo?...

4 comentarios:

Phoebe dijo...

1º- Me gusta el cambio de imagen del blog, es más alegre.
2º- Yo soy experta en perder amistades, en meter la gamba hasta el fondo, o en pasar de aquellos que no me interesan, y me gustaría decirte, que aunque las amistades van y vienen, no hay que quedarse con el momento de la perdida, si no con esos instantes tan valiosos que hacen que tu cerebro dijera en ese momento, "este es mi mejro amigo" o simplemente "este es un buen amigo" No te quedes con las desilusiones, con los fallos o con las decepciones en su comportamiento, quédate con las cosas buenas.
3º- tú eres una de las pocas personas que puedo llamar amiga (yo espeor que sea reciproco, ya que como te digo, me cuesta mucho mantener amistades por mi forma de ser dificililla) y te voy a explicar porqué: Porque, pudo pasarme dias, semanas sin saber de tí, pero llamarte en cualquier momento para una emergencia, porque cuando hablamos, siento que puedo contarte cualquier cosa, y aunque nos veamos pocos, tengo esa certeza de que puedo contar contigo. Porque yo estoy aquí y si tu me pides un favor, lo voy a cumplir sin pensarlo... y aunque suene todo muy infantil, y algún dia se rompa esta amistad, siempre me quedarán millones de buenos pensamientos hacia ti.
Jope, me he extendido mucho, pero esque me ha encantado esta entrada.

Un beso, mon amour.

Loryrocks dijo...

Yo pienso que no te preguntas qué es un amigo, simplemente lo sabes. Luego te puede dar la patada o distanciarse y esfumarse esa amistad, pero en su momento fue tu amigo, Y qué grande fue, qué bonito mientras duró -el maldito final amargo rara vez se evita-. Por desgracia, nada es eterno.
Yo me siento muy afortunada de mis amistades. Con una mano puedo contarlas y me sobraría algún dedo. Pero el primer dedo que levantara sería por ti.Siento orgullo de solo pensar el tiempo que te conozco y que seguimos juntas. Me siento muy afortunada, agradecida de que me haya tocado a mí. Ya no estamos tan juntas como antes (distintos horarios blablá) y no sabemos lo que nos depara el futuro. Pero no me preocupa porque sé que estás ahí, que puedo llamarte y tener una conversación contigo como siempre, incluso como las del colegio que duraban horas y horas. Que la primera persona que se me pasa por la cabeza para contarle mis problemas eres tú -que no lo haga es otra cosa, cada uno ya tiene bastante con lo suyo-. Y deseo y creo que tú sientes lo mismo, que esto es así de recíproco.
Para mí, tú eres Amistad. Pondría tu foto en la definición de la palabra, sin más acotaciones. Y no veo un futuro en el que no vaya a ser así, te lo digo de verdad. Ambas estamos muy escarmentadas de la gente, pero dicen que siempre hay una excepción que confirma la regla.
Porque inventamos una palabra: Mindtwin.
Porque eres mi mejor amiga, An.

inki dijo...

Me encanta la entrada, sinceramente me ha hecho recordar a muchas personitas que aprecio un montón y a penas veo o con las que voy perdiendo el contacto con el paso del tiempo... y es triste, pero a la vez una parte de la vida más.
Me gustaría poder impedir que estas cosas pasasen, pero hay veces que es muy muy difícil, ya veremos qué decidimos que nos depare la vida, pero de momento sí, carpe diem.
Y por lo menos aún nos quedan muchos amigos ^^.

Besos!

P.D: A ver si nos volvemos a ver =D.

Paula

Josue dijo...

Me arriesgo a comentar aunque sea de metomentodo, espero sepan perdonar mi osadía. Tan sólo decir que aunque pasen un montón de cosas y aunque uno no quiera la memoria nos engaña. He intentado pensar en algún amigo que se haya distanciado, de alguno que me la ha jugado.. Y aun los denomino amigos..
Es bastante curioso..