17 enero, 2010

Sin

El constante sinsentido de agradar a quienes no te agradan, de aprobar por medios que desapruebas y de reír sin aire en los pulmones.

1 comentario:

Josue dijo...

Menos mal que aun hay sitios donde se puede respirar =) Muchas gracias